• ¡BÚSCALOS EN TU BIBLIOTECA PÚBLICA MUNICIPAL!

    MI LEÓN


    a. Mandana SADAT *de su blog es la ilustración
    i. Mandana SADAT
    e. Fondo de Cultura Económica, 2006

    Nos encontramos de nuevo ante un libro sin texto. He de reconocer la seducción que me producen este tipo de libros: por leerlos, por buscarles la historia, por escuchar las historias que le encuentran las personas que leen el libro, y por el reto que supone contarlos. Éste es un libro para ver de cerca.

    Mandana Sadat se maneja muy bien narrando buenas historias desde unas ilustraciones sorprendente sencillas, aunque en este caso, llenas de detalles, con muy poco texto o sin ninguno, como este caso. Ya comentamos su genial trabajo en El otro lado del árbol.

    Esta historia tiene cierto paralelismo con aquella: un encuentro, fortuito y casual es el germen ideal para una gran amistad, cuajada a lo largo de las trece ilustraciones de doble página que tiene el libro, entre un niño africano y un impresionante león rojo. Un león, que para bien de los lectores y sobre todo para el del niño, decide no comérselo.

    Es sorprendente cómo, con trazos mínimos (sobre todo en los ojos), va camiando la expresión del león desde una fiereza salvaje a una ternura envidiable. Comparten todo un día que aprovechan para pasear por la inmensidad de la sabana, recogido en la quinta ilustración, en la que podemos observar el paso del día a través del sol y la dirección de las sombras; qué hacen juntos en cada momento (pasear, compartir los frutos de un babobab, contemplar un atardecer, descansar) acompañados del resto de animales (monos, rinocerontes, garzas, antílopes, cocodrilos, cebras, serpientes, hipopótamos, jirafas, grullas, libélulas, bisontes, guepardos, hienas, elefantes, ranas, peces, jabalíes, lemures, avestruces... hasta hormigas podemos encontrar).

    Y como toda gran amistad, hasta peligros viven juntos. Uno: el ataque de otro león; éste es verde y llega con la aparición de la noche. Una lucha encarnizada en la que nuestro león preferido vence salvando de nuevo al niño y acompañándolo hasta su aldea donde su tribu le andaba esperando y temerosos y asustados atacan al león que por suerte se salva.

    Las tres últimas ilustraciones creo que bordan la historia, pero no las voy a comentar. Mejor os dejo que las descubráis en el libro y si eso nos las comentamos.

    Un lujo de cuento para un día especial. 

    Feliz Lectura.  

    3 comentarios:

    Gonzalo («Darabuc») dijo...

    Este no lo he visto. Tomo nota con ganas.

    Un abrazo

    Félix Albo dijo...

    Pues con más ganas lo leerás. Mandana sorprende una vez más con una historia que merece la pena. Ya nos dirás.

    Un placer Gonzalo.

    Daniela Ocejo dijo...

    Un agasajo emocional para mí que recién soñé con mi padre muerto.

     

    Síguenos en Faceboook

    L A T I E N D A

    ¿Nos sigues en Twitter?