• ¡BÚSCALOS EN TU BIBLIOTECA PÚBLICA MUNICIPAL!

    FERDINANDO EL TORO


    . escrito por A. Munro Leaf
    ilustrado por W. Klemke
    traducido por Jaqueline Ruzafa
    editado por Lóguez en el 2003
    ISBN. 9788492608010

    a partir de  3 6 9 12 16 ad

    . comentado por Félix Albo
    __________________________________________

    FERDINANDO, EL TORO, es uno de esos libros que no te deja indiferente. Un libro que llama la atención por el texto, por el formato, por sus ilustraciones, por ser un libro que se lleva reeditando 60 años y por la historia que le rodea.

    Vamos por partes: Su primera edición fue en 1936 y el texto comienza diciendo Vivía una vez en España. Curiosa coincidencia, si queremos verlo como tal.

    Vivía una vez en España, un joven toro llamado Ferdinando. Ferdinando no era como los demás toros que se pasaban el día bramando, rebufando, saltando, corneando y dándose topetazos unos a otros. Él prefería estar sentado bajo una encina, su encina, y dedicarse a disfrutar del olor de las flores. A su madre esta actitud diferente le preocupa, principalmente por si su retoño se siente solo, y lo habla con él (sorprendente esta línea educativa), pero Ferdinando la deja tranquila diciéndole que él prefiere estar oliendo las flores, tranquilamente en vez de andar por ahí dándose topetazos.

    El sueño de todo toro es que les dejen participar en las corridas de Madrid y con ese sueño los toreznos van creciendo. Al tiempo, Ferdinando y sus semejantes son toros bravos, grandes y fuertes, pero el cambio solo es físico porque mientras a Ferdinando sigue apasionándole estar tranquilo bajo la encina, a sus semejantes les encantan los topetazos, los blincos y los bramares.

    Un buen día llegan cinco hombres muy graciosos a elegir al toro más furioso y temible de la dehesa. Todas las reses bravas se exhiben, todas, menos Ferdinando que va tranquilamente bajo su encina pues tiene seguro que a él no le van a elegir. Se sienta con buen tino pues va a dejar su reposadera sobre una abeja que enfadad le hinca su aguijón y Ferdinando sale disparado y... bueno, para hacernos una idea del libro os dejo con este video que recibió un oscar al mejor cortometraje, mira tú.

    El caso es que por estas tierras se entendió, apoyado por las ilustraciones y el colorido, que este cuento portaba un mensaje pacifista apoyando claramente a los movimientos de no violencia, siendo también incitador a la desobediencia civil (a la insumisión, más tarde, al no manifestar Ferdinando el mínimo interés por incorporarse a las filas (las de los toros)) y poco decoroso para con la "fiesta nacional", así que lo prohibieron, aquí y en la Alemania de los nazis y fue un libro proscrito y por lo tanto reeditado hasta la actualidad, mira tú.

    A mí me encanta, por lo que cuenta, por cómo lo hace, por sus ilustraciones (a cera, muy coloridas combinando hábilmente colores muy elementales), por su tipografía, lo que hoy se llamaría una fuente handwritten, o algo así, y, cómo no, por su historia.

    Y como los temas taurinos ahora andan resurgiendo de un letargo empresarial, pues aquí me planto yo con Ferdinando, el toro que dijo que no toreaba. Oye, y que no.

    Feliz lectura. Feliz otoño.

    9 comentarios:

    Laura dijo...

    Quééééé boniiitooooo!!! Me ha encantado, encima con "happy end"!
    Gracias por compartir!

    Rose dijo...

    Es una maravilla de libro. Lo cogimos hace unos meses en la biblioteca. Llevaba allí años, y creo que no lo habían leído demasiadas personas, porque estaba nuevo, nuevísimo. Recuerdo que la bibliotecaria nos dijo que éramos los primeros que lo sacábamos de la biblioteca. Es una pena...
    Bueno, pues a Rn. le gustó tanto, y le dio tanta, tanta pena tener que devolverlo a la "liburutegi", que el pasado miércoles, por su cumpleaños, se lo hemos regalado. Su cara de sorpresa fué de esas que a una madre no se le olvidan jamás...
    Había leído en alguna parte que estuvo prohibido aquí ¿durante la dictadura?, pero no tenía ni idea de que también lo hubiesen prohibido en la Alemania nazi.
    Me encanta la reseña que has hecho. Una reseña preciosa, para un libro maravilloso. Y no sólo para niños...
    Feliz semana.

    Félix Albo dijo...

    Qué historia Rose, gracias por compartirla. La verdad es que si lo trabajamos desde pequeños, se establece un vínculo emocional muy grande entre algunos libros y la persona.

    Una historia para leer y releer, sí Laura.

    Gracias por comentar.

    biblioteca dijo...

    es precioso, con mensaje, acorde ilustración y texto, y el final ... Hay que sacarlo de las estanterias, para enseñarlo y contarlo. besos.
    sole

    Félix Albo dijo...

    Venga Sole. Contémoslo.

    Besos

    biblioteca dijo...

    pues sabes, hace tiempo, con Pablo, en un curso de Narración oral, lo elegí y lo conté.
    además, en la biblio, hice una plaza de toros, y lo dramatizamos, fue divertido.
    lo volveré a hacer.
    besos. sole

    María E dijo...

    Bellísimo!!

    Bruceli alberola dijo...

    que bonito cuento y que gran mensaje manda a la humanidad. Yo no sabia de su existencia y el otro dia a traves de un comentario en una pelicula supe de el. Si algun dia tengo hijos de seguro que se lo leere. Un saludo

    Biblioteca de los Elefantes dijo...

    Muchas gracias Bruceli Alberola. La verdad es que es un cuento único. Y sí, está disponible.

    Sigamos disfrutando.

     

    Síguenos en Faceboook

    L A T I E N D A

    ¿Nos sigues en Twitter?