• ¡BÚSCALOS EN TU BIBLIOTECA PÚBLICA MUNICIPAL!

    JUUL




    . escrito por Grecie de Maeyer
    ilustrado por Koen Vanmechelen
    . traducido por Nuria G. Santos
    editado por Lóguez en el 1996.
    ISBN. 9788492608010

    a partir de  3 6 9 12 16 ad

    . comentado por Félix Albo
    __________________________________________


    Juul es un libro que a toda persona que lo abre le deja intrigado. Y si lo lee, el impacto es inevitable. Un texto que refleja tanto la dureza como el cariño. En realidad es una historia de amor, de búsqueda de la aceptación, de sacrificio. Una historia que todo el mundo, en algún momento hemos presenciado, y más personas de lo que pensamos, como protagonistas. Juul es una historia de final feliz, pero a pesar de eso, deja el cuerpo helado, el alma contraída y la memoria en marcha.

    Podría decir mucho sobre este libro que siempre que tengo ocasión lo enseño, que he leído, releído, que he soñado con ver la exposición que coordinó Paco Abril con las esculturas del libro, pero he encontrado quien lo ha hecho de forma magistral. Su nombre es Juan Mata, es profesor de las Ciencias de la Educación en la Universidad de Granada y, buscando información para no repetir y documentarme ante cualquier libro que comento, me he encontrado aquí, con este precioso, justo y loable artículo de su blog. Os dejo con su lectura y hablamos, si queréis, en los comentarios.

    Feliz lectura, feliz semana.

    13 de noviembre de 2009

    Cumplo hoy un deseo muchas veces postergado: escribir algunas reflexiones acerca de un libro que estimo particularmente, Juul, publicado en España por la editorial Lóguez y cuyos autores son Gregie de Maeyer y Koen Vanmechelen.

    Desde su publicación en 1996, en Bélgica, Juul ha sido un álbum ilustrado muy controvertido, admirado por muchos y rechazado por muchos otros también. A nadie deja impasible. Estos días, como parte de las reflexiones que estoy haciendo con mis alumnos sobre el significado de la literatura y, específicamente, de la literatura infantil y juvenil, lo he presentado en clase. Su lectura, como viene ocurriendo desde hace años, ha conmovido, ha provocado debates intensísimos, ha reabierto heridas, ha hecho pensar, ha introducido la vida en la clase. Para quienes no conocen el libro les será difícil entender lo que supone leerlo. Únicamente diré que es un libro descarnado y sobrio, terrible y delicado a la vez, capaz de suscitar las catarsis más puras y los pensamientos más agudos. Esos son los argumentos que mejor hablan en su favor. Sentir y pensar: ¿qué más puede ofrecer un libro de ficción? Y hablo no sólo de lo que ocurre en un aula universitaria, sino de lo que origina también en centros de enseñanza primaria y secundaria o en bibliotecas. Es un libro que habla del dolor, pero también del amor. Habla del daño, pero asimismo de la reparación. La extrema violencia que a tantos espanta no debería hacer olvidar el gesto final de Nora, su compasión y su aliento. Es un libro turbador, hermoso, necesario. Léanlo y juzguen. (En la Red está reproducido el texto, pero me parece que pierde relevancia sin el acompañamiento de las ilustraciones. En este enlace pueden encontrar además un muy buen relato de una experiencia con niños en torno a Juul.)

    Quiero aportar un texto que ayer mismo me entregó una alumna. Tengo su autorización para reproducirlo. Lo hago como testimonio de un sufrimiento y como demostración de las emociones que la literatura, a través de un pequeño álbum ilustrado, puede provocar. Y también como homenaje y agradecimiento a la alumna que tuvo el valor de hablar públicamente, pues fui testigo del esfuerzo que tuvo que hacer. Ella es en esta ocasión la portavoz de otras muchas víctimas, algunas de las cuales contaron su experiencia en clase. Otras callaron por pudor o por falta de fuerzas. O por no aparecer ante los demás con el estigma de ser una víctima, que es el castigo añadido que deben padecer. Su silencio es legítimo, pero no lo es el de los demás. El silencio de los consentidores o de los indiferentes los convierte en cómplices de los acosadores, de los que establecen su lugar en el mundo a partir de la humillación y el maltrato a los demás. Nuestro deber es dar voz y amparo a quienes en algún momento de sus vidas han soportado el golpe arbitrario de una palabra o de un puño. 

    He aquí el texto que fue leído en clase y que luego me fue entregado. Por consideración, omito el nombre de su autora. Les ruego que lo lean con la conciencia de estar entrando en una intimidad dañada.

    Preferiría no haberme cruzado con este libro jamás. No dejo de reconocer que puede ser útil para la educación de los más pequeños, pero, sinceramente, creo que yo no estaba preparada para afrontarlo. Al llegar a casa rompí a llorar. Preferiría no haber recordado todo aquello que recordé cuando escuché esta historia. Puede que sea porque soy débil, quizás no, quién sabe. Quizás deba afrontar la realidad que presenta este libro y mirar hacia delante. Quizás debiera admitir que, como Juul, me deshago en piezas. Por desgracia, yo sólo sé mirar atrás. A veces el pasado es demasiado doloroso como para ser olvidado.



    A veces el pasado quema. A veces el pasado mata. Al fin y al cabo vivir en el pasado no es vivir.

    Algunos compañeros participaron en clase para hablar de los problemas que el libro planteaba, yo quise, pero ciertamente no pude. No podía articular palabra acerca de este tema. No podía hacerlo... no tengo fuerzas para ello.

    Sé lo que es sufrir burlas y críticas de los demás acerca de tu físico y de tu persona. Pero también sé algo peor, recibir críticas de ti misma. Es increíble cómo la concepción que los demás tengan de ti y de tu físico te puede condicionar. Es increíble cómo sus burlas y comentarios pueden cambiarte la vida.

    Ser tratada como alguien inferior, un ser grotesco o "desagradable a la vista", ser aislada por ello... ¿Quién es capaz de aguantar eso? Yo no lo fui. Aún no lo soy.

    Sé lo que es dejar de comer. Sé lo que es sentirse obesa. Sé lo que es tener una imagen distorsionada de ti misma. Sé lo que es odiarse, sentirse siempre a disgusto e inferior. Sé lo que es sentir vergüenza de ti misma, odiar tu físico. Lo sé.

    Es increíble cómo la opinión de los demás puede cambiarte. Sencillamente, increíble. Aún hoy en día mantengo esta sensación de desaprobación por parte de todos, por mi propia parte inclusive. Es cierto que ya estoy recuperada, pero si algún día luché por ello fue más por mis familiares que por mí. Odio hacer sufrir a los demás, pero sin embargo parece que no odio hacerme sufrir a mí.

    Este libro me recordó mis días ingresada en el hospital, mis días sin asistir a clase... tantos días. Aquellos días en los que no era capaz de sonreír.

    Hoy por hoy trato de serlo, sonreír, ser feliz. La verdad es que no trato este tema con mucha gente, por no decir que sólo lo trato con mis amigas de mi ciudad. Sin embargo, hoy me animé a hablar. Hablar para liberarme y olvidar. Hablar para dejar de pensar como pienso, sentir como siento, vivir como vivo.

    Quiero tratar de ser feliz e intentar aceptarme tal y como soy. Ojalá algún día llegue a gustarme a mí misma. Prometo intentarlo.

    Por ello, recomiendo la lectura de este libro, para que tanto acosadores como acosados, oprimidores como oprimidos, sepan las consecuencias que pueden tener las burlas y críticas que los niños suelen realizar. 

    No todo el mundo es suficientemente fuerte como para afrontar esas cosas.

    Yo aún no lo soy, pero algún día lo seré. 

    3 comentarios:

    Domadora de Elefantes dijo...

    Impresionante el libro y muy bueno este post-multiple.

    Rose dijo...

    Hola, Felix.
    Uffff... menudo album para comenzar el club de lectura, de los que te remueven por dentro... Como ya comenté en el artículo de Juan Mata, aún no se lo he leído a Rn., me parece aún muy pequeño. Pero sí creo que en un futuro puede darnos mucho que conversar, mucho que pensar, mucho que sentir.
    Te recomiendo también la lectura de este artículo de Juan Mata:
    http://www.revistasculturales.com/articulos/33/clij-cuadernos-de-literatura-infantil-y-juvenil/528/1/gritos-vejaciones-perdon-travesias-i.html
    Yo descubrí su blog gracias a su lectura. Me impresionó muchísimo.
    Buen lunes...

    TaminoTitiriteros dijo...

    Qué razón tiene esta chica.
    Voy a hacerme con el album, ya.

     

    Síguenos en Faceboook

    L A T I E N D A

    ¿Nos sigues en Twitter?