• ¡BÚSCALOS EN TU BIBLIOTECA PÚBLICA MUNICIPAL!

    CLELE: EL MONSTRUO PELUDO


    Para las personas que acaban de llegar: CLELE es el Club de Lectura de la Biblio de los Elefantes (la tuya, la mía, la nuestra (qué bien me ha quedado,oye)) en el que vamos leyendo libros (buenos) que no son álbumes ilustrados. Ya llevamos dos (¡iuju!) Y este mes arrancamos con cuatro, y el primero es EL MONSTRUO PELUDO.

    EL MONSTRUO PELUDO está escrito por Henriette Bichonnier (vamos que de Toledo no es) y en la versión que yo he leído está ilustrado por Pef, editado por Edelvives, en el 2009 en su 11ª impresión y traducido por Juan Ramón Azaola. 
    Y aquí lo comenta el tete: Félix Albo. 

    Y es que este título ya nos seduce. Lo que uno no imagina es la historia  mordaz, ágil, transgresora y tremendamente divertida que guarda en su interior. 

    Un monstruo peludo y feo que vive ne la parte más frondosa, más oscura de un bosque, dentro de una cueva que, harto de comer ratones, sueña con comer humanos, pero su condición física de pies pequeños le impide moverse con agilidad, así que se tiene que conformar con los ratones ya que por su cueva los humanos ni se acercan. 

    Pero un día ¿quién llega? Un rey: despistado, ignorante, egoísta, tramposo,  cobarde y desgraciado (cómo lo he puesto) por este orden, además. Y, la verdad es que coincide con el perfil mayoritario de los monarcas de nuestra historia. Y este va a  caer en los brazos largos y peludos que le salen de las orejas de nuestro monstruo.

    El rey para salvarse, sin contemplación alguna, le ofrece un niño para comer. Pactan, sin pudor y el monarca, atado a una cuerda (tecnológicamente avanzada pues es irrompible y sirve de hilo de comunicación) marcha camino del pueblo a buscar un niño, sin miramientos ni pesares oye, eso sí, intenta hacer trampas, pero el monstruo no es... como el rey.

    ¿Y los niños? En la escuela. Solo hay una niña con un nombre extraño y precioso a la vez (Lucila) que se ha escapado del cole para comprar chucherías y anda jugando por ahí.
    ¿Y quién es? La hija del rey, claro que la pintan traviesa y pizpireta (qué palabra tan bonita) Y ante la desazón de su padre y la presión reclamativa del monstruo, la niña intrépida tranquiliza al padre y marchan de vuelta a la cueva.

    El padre desaparece de escena para no volver (total...) y nos encontramos con una niña ingeniosamente descarada que utiliza los pareados veloces e ingeniosos para cabrear al monstruo a quien se la va yendo la situación de las manos.Esta escena es tremendamente divertida para la persona que lee, cuenta o escucha la historia. Lleno de ira, revienta (el monstruo, claro).

    ¿Y quién aparece de entre las vísceras y las flores?  Un príncipe enamorado desencantado de un hechizo y encantado de estar frente a la princesa, que agradecido, vincula su higiene personal a la felicidad junto a Lucila.

    Final feliz y sorprendente para una historia que yo catalogaría como perfecta.

    Sí que es cierto que hay un par de frases (quizá fruto de la traducción) que me chirrían, pero es como encontrarte una espina en un mero a la miel y piñones. Buena estructura de historia, buena definición de los personajes (lo justo para dibujarlos), ritmo, fuerza, más fuerza y ¡¡aaaaarrribaaaa!!

    Un lujo, vaya. Un derroche de sorpresas, una historia que sube, sube y no deja de subir hasta que revienta el monstruo y a uno le sale el ¡ohhhhhhh! por dentro mientras saborea la declaración de intenciones final. 
    Un regalo para la la lectura y la oralidad. Un cuento clásico, mil veces contado, trabajado, leído y prestado, pero que no hay que dejar de mantener vivo porque historias así no se encuentran todos los lustros ni todas las décadas.

    Un grande, sí. A mí por lo menos me lo parece, pero de verdad, este Club de lectura no tiene sentido si solo opino yo.

    ¿Te animas? ¿Qué te parece a ti?
    Venga, mientras me voy leyendo el del viernes que viene: LA MARAVILLOSA GRANJA DE McBROOM, para desternillarse. ¿Lo tienes localizado ya?

    Besos. Buen fin de semana.

    4 comentarios:

    Blanca dijo...

    Un libro genial para contárselo o compartirlo con nuestros hijos. Y no hay que perderse "El regreso del monstruo peludo".
    De esta autora también me reí muchísimo con "La bruja piruja", este lo hicimos en una animación lectora en el colegio y fue un éxito.
    Un abrazo

    Félix Albo dijo...

    Gracias Balnca. Apunto La bruja Piruja, que no lo conozco...

    Abrazos

    Almu dijo...

    Uy cuantas risas que nos hemos hechado con la princesa Lucila. Pero a mi a parte de las dos frases chirriantes hay otra cosa que me chirria mas. Como es que la princesa descarada, desobediente, valiente, divertida se casa con el primer príncipe que le rebienta en las narices.
    Yo cuando lo cuento no puedo evitar cambiar el final.
    Un abrazo
    Almudena

    Almu dijo...

    Pero a mi, a parte de las dos frases chirriantes, hay otra cosa que me molesta mas. Como es que la princesa descarada, desobediente, valiente, divertida se casa con el primer príncipe que le rebienta en las narices.
    Yo cuando lo cuento no puedo evitar cambiar el final.
    Un abrazo
    Almudena

     

    Síguenos en Faceboook

    L A T I E N D A

    ¿Nos sigues en Twitter?