• ¡BÚSCALOS EN TU BIBLIOTECA PÚBLICA MUNICIPAL!

    CUENTOS POR TELÉFONO


    escribe Gianni Rodari
    . ilustra Jordi Saludes
    edita Juventud en el 2008 (21ª ed.)
    ISBN. 978 84 261555 9 7

           a partir de  3 6 10 13 16 ad

    . comentado por Félix Albo
    __________________________________________

    Si en el ANIMALARIO cabían más de cuatro mil animales, en este delicioso libro caben casi setenta historias.

    ¿Y por qué tantas? Porque el señor Bianchi es "viajante de comercio" y le promete a su niña que cada noche que no esté en casa, a las nueve, le contará un cuento por teléfono, en aquella época en la que hablar por teléfono fijo (cuánto hemos perdido) era carísimo y más desde otra provincia. Conferencia le llamaban, como las peras (mucho más sabrosas las de entonces). Así que el señor Bianchi padre abnegado y gozoso, cada día de lunes a viernes llama a su niña y le cuenta una historia corta. Cuando las ventas le han ido bien, el señor Bianchi le cuenta una historia un poquito más larga.

    Este libro es un clásico sí, y una joya. Y ya desde esta primera historia-introducción que enmarca el resto de 69 historias, Rodari se manifiesta puñetero y juguetón, como siempre es en su literatura.
    ¡Leche! -parece decir-, padres del mundo que vivís y dormís cada día al lado de vuestros hijos, ¿qué hacéis en la cama sin haberles contando un cuento? ¡Contadles cuentos!, ¡cada noche!, ¡a las nueve!, aunque sean cortos, como los del señor Bianchi.

    Sesenta y nueve historias que no tienen desperdicio, ninguna de ellas. Mirar el mundo con los ojos de Rodari es jugar, comprender, observar, criticar, crecer, reflexionar, reír, imaginar, escuchar, desarrollar, descubrir, preguntar, crear, ironizar, aprender, sorprender… Y todos estos verbos pueden leerse también en reflexivo con la terminación -se, pues muchos de sus cuentos interpelan directamente a quien los lee y quien los escucha y sobretodo a la sociedad en la que habitamos, sea cual sea.

    Un libro para compartir adultos y pequeños pues cada uno con su manera de entender y sobrevivir en el mundo sacará unas conclusiones de cada uno de los cuentos que no estaría nada mal poner en común.  Es un "libroengranaje" genial para unir ambos mundos. Rodari utiliza la imaginación y fantasía como eje y herramienta principal para desenvolverse en la vida, sacando provecho de lo absurdo, de lo surrealista, del sinsentido, porque a partir de ahí es desde donde más sentido tiene caminar y construir. Y además, bien mirado y de lejos, ¿no resulta realmente absurdo este mundo?

    El humor desborda, junto a la ironía, cada uno de los cuentos, afrontando de frente la crítica social: jueces, políticos, avaros, policías, vecinas, albañiles, ladrones, prepotentes, despistados, ancianos y niños. No deja títere con hilo, porque como nos cuenta en la historia de Pulchinela, merece la pena cortárselos aunque sea para disfrutar de la libertad un solo instante.

    Poco podemos decir de este maravilloso libro más allá de lo mucho que se ha escrito ya. 

    Solo nos queda una cosa, una recomendación, un ruego: Leedlo. Y si lo conocíais, volvedlo a leer. Es un libro que hace falta. Hace falta esa mirada tan  juguetona y creativa como que real y crítica sobre la vida, la que nos rodea y la que con cada acto construimos. Hace falta aprender y escuchar esas reflexiones de ojos de niño con voz de adulto uniendo ambos en una misma caja. Hace falta sumergirse cada vez más en la fantasía, sin miedo a ahogarse, para entender un poco esta voraz actualidad. Aunque haga más de cincuenta años que el libro se escribió, merece la pena, cada día dedicar un poquito de tiempo para disfrutar de cualquiera de estos relatos. 

    Aunque no sea a las nueve de la noche.
    Aunque no sea por teléfono.

    La editorial realizó una exquisita y nueva edición para el aniversario con ilustraciones del genial Emilio Urberuaga, pero la imagen de nuestro señor Bianchi con su maletín sujetándose el sombrero, corriendo en la dirección que le señala el cartel de teléfonos de Saludes, es difícil borrarla de la memoria emocional a quienes hemos paseado nuestros ratos de gozo por las páginas de este libro.

    Nosotros ya lo tenemos. ¿Y tú?
    Corre a tu Biblioteca Pública. Este, vamos, este lo tienen FIJO.

    ¿Qué te aprece?

    ¿Leemos? ¡Disfrutemos!

    Feliz día. Feliz lectura.

    3 comentarios:

    Conchita dijo...

    Esta tarde en el taller de lectura de La Alberca nos han hablado de La biblioteca de los elefantes y ahora vosotros me habláis de este maravilloso libro.Tendré que leerlo. MUCHAS GRACIAS

    Biblioteca de los Elefantes dijo...

    Pues no te lo pierdas Conchita. Mil gracias a ti por comentar y mil gracias a la persona que te habló de nosotros en La Alberca.

    Y cuando leas el libro, ya nos cuentas.

    ¡Ah! y mañana más.

    Ducke Ballmin dijo...

    Es muy lindo tener talleres de lectura, sobre todo en lugares tranquilos, espacios especiales para eso. El otro día justo estábamos hablando de que ahora todo está mediado por las tecnologías, yo tengo whatsapp, pero solamente en la pc. Se puede descargar whatsapp para windows en vez de tener un teléfono y estar todo el día metido ahí adentro. Adentro del whatsapp, como los niños de ahora. Sería bueno incorporar las tecnologías a eso.

     

    Síguenos en Faceboook

    L A T I E N D A

    ¿Nos sigues en Twitter?