• ¡BÚSCALOS EN TU BIBLIOTECA PÚBLICA MUNICIPAL!

    HISTORIAS DE WINNY DE PUH


    escribe MILNE A. A.
    . ilustra SHEPARD E. H.
    . traduce Isabel Cortázar y J. R Azaola
    edita Valdemar en el 2001 (2ª ed.)
    ISBN. 978 84 770231 2 8

           a partir de  3 6 10 13 16 ad

    . comentado por Félix Albo
    __________________________________________

    ¿Winny de Puh? ¿Hemos perdido la cabeza?
    ¡Nada de eso! 
    Estamos ante un libro MA-RA-VI-LLO-SO

    Historias de Winny de Puh es un libro fantástico y divertidísimo. Un libro vivo. Perfecto para compartir los padres con sus niños, para leer en voz alta al borde de la cama. Pero cuidado, fijaos bien en que NO aparezca por ningún lado en vuestra versión el logo de Disney. Este Puh no tiene nada que ver con el personaje que nos presenta la la productora de cine, libros, ropa, muñecos, parques de atracciones, colonias y accesorios. Y que por su potencial, ha solapado al primero, al origen de aquel, al que encandilaba a las hijas de Disney y luego mira.

    Este Winny nace de la necesidad de un padre de contar historias a su hijo, Cristopher Robin, y genera todo un mundo de fantasía alrededor de su peluche favorito, Winny. ¿Hay mejor marco?

    Por eso es un libro genial para compartir en voz alta, leído y cantado por la voz del adulto ante el reposo de quien escucha. ¿Has leído cantado? Sí, porque Puh, es un oso de "poco cerebro" como dice él, pero es creativo, analista, aventurero, valiente, amigo, protector, intrépido y sí, con poco cerebro, y a veces se le nota, pero le encanta ante un acontecimiento importante, hacer una canción. Y ¿qué mejor ocasión para inventarnos una melodía?

    Puh no está solo. Le rodean personajes muy bien definidos que le acompañan en sus, a veces locas aventuras. Porquete, que es tímido y miedoso, que se siente especial con la amistad generosa de Puh; Iíyoo, siempre gris, sin saber aprovechar la suerte que tiene alrededor, victimista; Búho, sabiondo, más en apariencia que en realidad, Conejo, culebrilla en sus acciones, movilizador, grandilocuente, maquinero; Kanga, la madre de Ruh, colaboradora y pesada y Ruh, pequeño, inquieto; Tigle, independiente y juguetón; Cristopher Robin es quien les da sentido a todos, es el referente de todos ante cualquier duda importante o problema.

    Todo se desarrolla en los alrededores del bosque de los Cien Acres. En esta buenísima edición de Valdemar, al final del segundo libro hay un plano dibujado por Cristopher Robin. 
    ¿He dicho segundo libro? Pues sí. Es que hay dos en el mismo: Winny de Puh y El rincón de Puh.

    En el primero se presenta a personaje principal y comienza desde el principio a vivir verdaderas aventuras.
    El autor juega con el papel del padre que le cuenta los cuentos a su hijo y éste le interrumpe para preguntar, sacándonos de la narración que nos está contando para llevarnos a la escena real de un padre junto a su hijo (con su oso de peluche). Esta escena va desapareciendo hasta casi olvidarse. Y en el segundo libro ya no aparece.

    El vocabulario, el estilo (el estilo es único), las canciones, las aventuras de Puh (de cuando iíyoo pierde su rabo, o descubren el polo norte, o van a atrapar un Frusbo, o a buscar una casa para Iíyoo, o Porquete hace una cosa muy importante…), los diálogos entre los personajes, cada uno de los personajes (todos y cada uno de ellos), el ritmo, el humor directo, las ironías, la relación que mantienen todos los personajes entre sí y para con Cristopher Robin, Puh y su creatividad, su manera de ver el mundo y vivirlo, su obsesión por la miel, sus despistes, sus ilusiones y su manera de alegrarse por todo, hacen de este libro una fiesta contínua.

    De verdad, es un libro para leer en voz alta y compartir mucho más que el rato que se lee, en esa edad en la que se va dejando de ser niño niño para convertirse en un niño social. La fantasía late, se disfruta con total naturalidad. La mirada y muchas de las actitudes y habilidades de la infancia se manifiestan sin tapujos y con orgullo en este libro.

    Un libro para disfrutar, como en la Biblioteca nos gusta: en familia, porque no es lo mismo que este libro se lo lea alguien para sí, que lo lea a alguien. Y es mucho mejor, en serio, si es la voz de un adulto quien lo lee.

    Es un clásico que merece la pena, con seguridad.

    ¡Atrévete! ¡Atrévete además con esta edición de tapa dura, con ilustraciones (las primeras del personaje) a todo color. Con un prólogo para el adulto (que al niño no le hace falta). Atrévete con 350 páginas de placer.

    ¡Atrévete con este clásico! Y ya verás como te quedas con ganas de más.

    ¿Lo conoces?
    Nosotros ya lo tenemos en nuestra tienda. Corre a tu Biblioteca Pública y ya verás cómo te gusta.

    ¿Leemos? ¡Disfrutemos!

    Feliz lectura.

    0 comentarios:

     

    Síguenos en Faceboook

    L A T I E N D A

    ¿Nos sigues en Twitter?